¿Cómo lucirá tu hija?

frans185 14/05/2019

Las personas tenemos la ilusión de tener una hija y con frecuencia nos preguntamos en como lucirá cuando la tengamos. En esta publicación te contaremos cómo podría ser tu hija en forma física.

¿Cómo lucirá tu hija? En la actualidad, gracias a la tecnología es posible ver los posibles rasgos físicos que podrá tener tu hija.

Existen aplicaciones gratuitas para móviles y sitios web que usan algoritmos de computación para mesclar las caras del padre y la madre con el fin de crear muchas combinaciones de cómo será tu hija.

Todas estas aplicaciones y páginas web tienen una forma de uso que es básicamente igual, para usarlas tienes que subir una foto tuya y la de pareja. Podremos encontrar estos programas usando nuestro buscador favorito.

¡Los niños son una bendición y tu hija será tan hermosa como el mismo reino divino!

Como adicional, te dejamos diez consejos para que puedas ser un mejor padre.

  1. Dale tiempo a tus hijos. Dime en qué pasas tu tiempo y te diré lo que amas. Haz un plan de juegos, salidas, comidas, etc. y tiempo separado en su agenda para dedicarlos única y exclusivamente a sus hijos; Nunca olvidarán esos momentos.
  2. No escondas tu amor. Muchos latinos crecieron en una cultura donde no era habitual que el padre mostrara afecto o participar en la educación de los hijos, pero sentir afecto, aceptación y seguridad por parte de los padres ayuda a los niños a desarrollar una buena autoestima.
  3. Crea un ambiente de amor y respeto. Además del amor por tus hijos y el tiempo que pasas con ellos, es importante que vean que respetas a su madre, tanto si tú como ella están juntos o no. Esto les dará a los niños la seguridad y la estabilidad que necesitan para desarrollarse.
  4. Aprovecha cada oportunidad. Convierta los horarios de las comidas, las tareas domésticas, el trabajo escolar, los viajes en automóvil y cualquier otra situación en una oportunidad más para compartir y enseñar a sus hijos valores como: amor al trabajo, ser agradecido, honestidad, servicio, trabajo en equipo, reciclaje, etc. ¡es divertido!
  5. Comunicate de manera positiva. Anime a sus hijos a dar siempre lo mejor de sí mismos y resaltar sus habilidades y virtudes. Necesitan su aprecio y aliento. Escucha a tus hijos; conoce sus historias, sus intereses y sus miedos; Hágales saber que pueden confiar en usted.
  6. Lee con sus hijos. Enséñales el amor a la lectura desde muy temprana edad. La lectura es una de las mejores maneras de asegurar que tengan una vida exitosa. Cuando entren a la escuela, ayúdeles con la tarea; Comparte con ellos la alegría de conocer y aprender constantemente.
  7. Disciplínalos con amor y paciencia. Poner reglas claras, justas y razonables. Recuerde que el objetivo es que los niños desarrollen un buen comportamiento y carácter. No dejes que la ira te domine; si es necesario, tómese un tiempo para pensar y discutir con su pareja la mejor manera de corregir la situación que ayuda a los niños a entender la lección y mejorar.
  8. Enséñales con tu ejemplo. Tus acciones hablan más que tus palabras. Tus hijos imitarán tu comportamiento, lo quieras o no. Eres consistente con lo que dices y haces. Muéstrate ante ellos honestamente como un ser humano con virtudes y defectos y verás que ellos también aprenderán a confiar en ti y a ser honestos por siempre.
  9. No lo sobreprotejas. Déjalos vivir. Es importante que sus hijos sepan que su amor por ellos es incondicional y que pueden contar con usted en cualquier circunstancia, pero también deben comprender que sus acciones tienen consecuencias y que sus decisiones, buenas o malas, marcarán su destino.
  10. Crea recuerdos, guárdalos y compártelos con ellos. Los momentos que están viviendo con sus hijos hoy son la historia de su familia y ocurren muy rápido. ¡No dejes que se te escapen! Tome la foto, grabe el vídeo, escríbeles una carta o tarjeta en esas ocasiones especiales. Compartir estos recuerdos te ayudará a recuerdales de dónde vienen y guiarlos hacia dónde van en la vida.

frans185

Soy un chico al que le gusta el anime y manga.